INSTALACIONES TÉRMICAS

La energía solar térmica consiste en la absorción de los rayos solares transformándolos en energía calórica mediante el uso de colectores o paneles solares térmicos, reduciendo la emisión de gases contaminantes y disminuyendo la dependencia de los combustibles fósiles. Con esta energía podremos calentar agua u otros líquidos a temperaturas que oscilarán entre los 40º y 50º.

Con un coste de mantenimiento muy bajo, estas instalaciones concentran el calor del sol acumulado en paneles denominados colectores, a partir de ellos se transmite de un lado a otro sin la utilización de la electricidad, además tienen la capacidad de almacenar la energía para seguir ejerciendo su actividad independientemente de las condiciones meteorológicas y aunque sea de noche.

Esta agua caliente se podrá usar posteriormente para usos domésticos o para la producción de agua caliente, ya sea sanitaria, calefacción, o para producción de energía mecánica y a partir de ella, energía eléctrica.

APLICACIONES PARA LAS INSTALACIONES TÉRMICAS

    • En el hogar: para cocinar, como calentadores de agua, o, para calefacción
    • En la industria: para crear electricidad de forma indirecta, calentando el agua en tanques gigantescos hasta convertirla en vapor para mover turbinas y generar electricidad. Son las llamadas plantas de energía solar térmica.

En Solgironès disponemos también del sistema solar compacto por TERMOSIFÓN, un proceso por el queel líquido circula por los conductos del equipo sin tener que ser impulsado por bombas, simplemente se mueve por la diferencia de densidades que se presenta cuando un líquido esta frió o caliente, en frío pesa más que en caliente.

La ventaja fundamental de este tipo de sistemas es su sencillez, que viene dada por:

  • No necesita alimentación eléctrica
  • No necesita bomba de agua
  • No ocupa espacio en el interior de la vivienda
  • El montaje es relativamente sencillo ya que es un “todo en uno”

AGUA CALIENTE SOLAR INDIVIDUAL

Todos los sistemas solares de producción de agua caliente funcionan con el mismo principio: un captador transforma la radiación solar en calor que se usa para el calentamiento del agua en un depósito. La energía solar queda almacenada para ser usada en cualquier momento del día o de la noche. La disponibilidad permanente de agua caliente a la temperatura deseada se garantiza con un sistema complementario con energía tradicional (electricidad, gas, gasoil,…) que, en ocasiones, puede integrarse en el mismo depósito solar.

Durante los meses de fuerte insolación, la energía solar es suficiente para cubrir la totalidad de la demanda de agua caliente sanitaria.

Una instalación típica de agua caliente para una vivienda se compone de:

  • Unos captadores solares, instalados normalmente en la cubierta del edificio, orientados al Sur I inclinados entre 20 y 45º respecto a la horizontal
  • Un depósito de acumulación, situado normalmente en el interior de la vivienda
  • Otros componentes como válvulas, bombas, elementos de regulación,….

En ocasiones, con un único elemento compacto que integra los captadores solares y el depósito de acumulación es suficiente para el consumo d agua caliente de una vivienda individual

LA ENERGIA SOLAR TÉRMICA EN APLICACIONES COLECTIVAS

La energía solar tiene varios usos:

  • ACS (agua caliente sanitaria),
  • CALEFACCIÓN (radiadores y suelo radiante)
  • PISCINA (alargando la temporada de baño),…

pero estos no se limitan sólo a las viviendas individuales. En hoteles, residencia, campings, edificios de viviendas colectivos, hospitales, centros deportivos,…. También se pueden beneficiar de las ventajas del uso de este tipo de energía

En el caso de las aplicaciones colectivas el principio es el mismo, aunque la superficie de captación solar necesaria es mucho mayor. La instalación solar puede producir de manera satisfactoria el 80% de las necesidades anuales, el resto suele estar compensado con una fuente de energía convencional